Estilos de vida saludables y arteriopatía subclínica en adultos jóvenes

En la producción de la cardiopatía isquémica influyen múltiples factores de riesgo relacionados con el comportamiento. El estudio CARDIA analiza el desarrollo, en una cohorte de EEUU de 5115 jóvenes (18-30 años), de cardiopatía isquémica.

Los pacientes, después de la visita de inclusión, fueron seguidos y reanalizados al cabo de los 2, 5, 7, 10, 15 y 20 años.

Para el presente estudio se consideraron 5 estilos de vida saludables (construyéndose un indicador conjunto en función del número de estilos que cada paciente tenía a lo largo del tiempo):

  1. No fumar
  2. Practicar ejercicio físico con regularidad
  3. Tener un IMC menor de 25 Kg/m2
  4. Beber poco alcohol: 15 gramos o menos al día en mujeres y 30 gramos al día o menos en hombres
  5. Consumir una dieta variada, saludable, pobre en grasas saturadas

A los 20 años se les midió dos indicadores de arteriopatía subclínica: el grosor de la íntima media de la carótida (últimamente en entredicho) y la cantidad de calcio coronario (que tiene mucha mejor correlación con la aparición de cardiopatía isquémica clínica). El 19.2% tenías calcio coronario (cualquier cantidad) y el 12.3% tenían aumento en el grosor de la íntima media de la carótida (medida en la pared de la carótida interna).

Después de ajustar por las características demográficas, la medicación y las medidas basales, a los 20 años cada aumento en uno de los 5 componentes de estilos de vida saludables estaba asociado a un descenso en la probabilidad de desarrollar arteriopatía subclínica (15% en el calcio coronario), cumpliéndose también la inversa (17%). No fumar y mantener el peso normal fueron los dos estilos de vida con mayor peso.

Es un artículo muy interesante tanto por la cantidad de pacientes, como por la duración del seguimiento y por la rigurosidad de los métodos empleados. Las conclusiones objetivan, aunque no lleguen a medir eventos clínicos porque, dada la edad de los pacientes, era inviable, los beneficios cardiovasculares de mantener estilos de ida saludables y permiten reforzar nuestro consejo a los pacientes jóvenes. El estudio viene a confirmar los hallazgos de otro gran estudio de cohortes de EEUU, el ARIC.

El artículo se ha publicado en Circulation:

Spring B, Moller A, Colangelo L, Siddique J, Roehring M, Daviglus M, et al. Healthy Lifestyle Change and Subclinical Atherosclerosis in Young Adults. Coronary Artery Risk Development in Young Adults (CARDIA) Study. Circulation 2014; 130: 10-17.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s