Guia AHA HTA 2018

Posicionamiento de semFYC sobbre las guias de HTA de la AHA 2018 INFORME-guia-hta

Advertisements

Pericarditis

En el diagnóstico diferencial del dolor torácico muchas veces pensamos en la pericarditis, pero menos veces la diagnosticamos de lo que quisiéramos.

Aunque suele considerarse relativamente benigna, es una entidad con múltiples causas y que puede complicarse.

Se revisa en esta sesión clínica su abordaje, de una manera sistemática, enfatizando las claves diagnósticas así como la valoración en situación de urgencia y el tratamiento a aplicar en cada caso: Pericarditis

Arteriopatía periférica

Dentro del gran campo de las enfermedades vasculares, en cuya patogénesis se encuentra la arteriosclerosis, debemos pensar más en la enfermedad arterial periférica. Enfermedad que muchas veces, sobre todo en fases iniciales, es paucisintomática o directamente subclínica pero que, aun en estos casos, ensombrece de manera considerable el pronóstico cardiovascular del paciente.

En esta sesión clínica se revisa el abordaje global de este gran problema de salud: Arteriopatia periférica

Como complemento presentamos el resumen de un taller para explicar con más detalle la realización de los índices tobillo/brazo y dedo/brazo: Doppler Vascular

La gripe y su vacuna

Aunque ya estamos en la curva de descenso de la epidemia de gripe de esta temporada, sigue siendo un tema de absoluta actualidad, como ejemplo la noticia publica en un periódico ayer mismo http://www.farodevigo.es/galicia/2018/03/02/fallecidos-gripe-ascienden-175-galicia/1847540.html. Como se puede ver cita un informe del SERGAS que dice ” De las 175 personas fallecidas, concreta el Sergas en su informe, 174 tenían indicada la vacuna antigripal, bien por edad o bien por tener factores de riesgo para padecer una gripe complicada, y 79 de ellas no estaban vacunadas”.

Aunque hay opiniones encontradas, ¿Qué sabemos de la efectividad de la vacuna de la gripe? ¿Qué ha pasado este año en el que parece que esta ha sido menor de lo esperado?

En esta sesión se revisa que es la gripe, como está organizado el sistema de vigilancia epidemiológica (autonómico, nacional, europea o mundial), que ha ocurrido esta temporada y, aprovechando varias revisiones Cochrane, que sabemos de su efectividad de manera lo más objetiva posible: La Gripe 2017_2018

Rosácea

La Rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta, sobre todo, a las mejillas, la nariz, el mentón y a la frente. Suele producir eritema, pápulas, pústulas, telangiectasias, rubefacción recurrente, en los casos más graves puede hiperplasia de las glándulas sebáceas y fibrosis nasal, además de afectación ocular con queratitis. Es más frecuente en mujeres, entre los 30 y los 50 años, con periodos de remisión y de exacerbación. La prevalencia es muy variable oscilando entre el 1% y el 22%, según las poblaciones (sobre todo en personas de piel clara de origen celta).

Su etiología no está clara aunque se han identificado algunos factores predisponentes y otros desencadenantes, sobre todo de los episodios de rubefacción cutánea (calor, sol, alcohol, comidas picantes, estrés) y otros como cosméticos con alcohol o corticoides (http://www.elsevier.es/es-revista-semergen-medicina-familia-40-articulo-rosacea-revision-nuevas-alternativas-terapeuticas-S1138359310002923).

La rosácea se clasifica en 4 tipos (https://www.rosacea.org/): eritematotelangiéctásica,  vascular o pre-rosácea; pápulopustulosa;  fimatosa y ocular.

Se precisa al menos uno de los siguientes síntomas, con localización en la zona central de la cara, para poder hacer el diagnóstico: rubefacción (transitoria o permanente), pápulas, pústulas, telangiectasias. Es muy frecuente la sensación de calor o escozor en las zonas afectadas, así como piel seca y edema.

Debe diferenciarse de la dermatitis seborreica, acné vulgar, dermatitis perioral, lupus eritematoso, daño solar cónico,  otras enfermedades que originen rubefacción (síndrome carcinoide, mastocitosis, policitemia vera), etc (http://www.masdermatologia.com/pdf/0008.pdf).

Recientemente se ha publicado una revisión muy completa en el New England Journal of Medicine (N Engl J Med 2017; 377: 1754-64), interesa resumen las principales opciones terapéuticas disponibles:

-Para la rubefacción, eritema y telanguiectasias: betabloqueantes como el nadolol (ya no lo hay en España), propranolol o carvedilol; alfa2 agonistas como la clonidina. De forma tópica puede usarse el tartrato de brimonidina al 0.5% (en España solo hay un producto: Mirvaso) o la crema con hidrocloruro de oximetazolina al 1% (en España no existe). También puede emplearse tratamiento con láser.

-Para las lesiones inflamatorias: de manera tópica el ácido azelaico, metronidazol o ivermectina (en España solo hay un producto: Soolantra). En casos más graves se recomienda asociar doxiciclina oral (en España hay presentaciones de 40-50-100 y 200 mg pero este artículo recomienda 40 mg al día, con la cual se consigue efecto antiinflamatorio y no antimicrobiano, y ha demostrado ser igual que efectiva que dosis de 100 mg). Otros antibióticos empleados son axzitromicina, eritromicina o claritromicina, aunque hay menos experiencia. En casos resistentes pueden usarse retinoides orales.

-Rosácea fimatosa: deben usarse retinoides tópicos con doxiciclina oral (o retinoides orales). Con frecuencia precisa tratamiento ablativo con láser o cirugía.

-Rosácea ocular: es esencial la higiene ocular así como el uso de lágrimas artificiales. Pueden emplearse, en los párpados, metronidazol o ácido fusídico. A veces precisan doxicilina oral. Los colirios con ciclosporina parecen que mejoran incluso la producción de lagrimas (en España solo hay un producto: Ikervis).

Al ser un proceso crónico, se recomienda en los casos recidivantes, el mantenimiento con tratamiento tópico (ácido azelaico, metronidazol o ivermectina).

El enlace del artículo es: http://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMcp1506630 (acceso completo a través de Bibliosaúde), para completar la información.